La taza llena

Temporal de Levante esta misma tarde.
Temporal de Levante esta misma tarde.

Circula por ahí un cuento zen que reza chispa más o menos lo siguiente:

"Un famoso guerrero acudió a un maestro zen para que le enseñara.  Puso sobre el tatami (metafóricamente hablando) todos sus años de sacrificio dedicados al estudio.  El maestro, sin dar demasiada importancia a lo que oía, lo invitó a tomar una taza de té.  Se dispuso a servirlo y empezó a llenar la taza distraídamente.  El guerrero le advirtió que había demasiado té en la taza y que estaba rebosando.  A lo que el maestro replicó:

--Exactamente, usted viene con la taza llena. ¿Cómo va a aprender algo?"

 

Dos probables moralejas:

1.- La presunción, los prejuicios, la precaución, y toda esa sarta de palabras que empiezan por pre- delatan nuestro intrínseco miedo a la novedad y, a fin de cuentas, el conocimiento.  

2.- El aprendizaje pasa a veces (¿muchas?) por el desaprendizaje.  Cualquiera sabe. A lo mejor/peor las cosas más importantes que debemos saber no necesitan nuestros currículos, sino nuestra inocencia.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Fina (lunes, 19 mayo 2014 10:39)

    Genial