Semen a la brasa, ninjas, geishas y toreros

La paella (paeria dice el cartel en katakana) del bufé del hotel de Sounkyo.
La paella (paeria dice el cartel en katakana) del bufé del hotel de Sounkyo.

Justo antes de salir para Japón hace dos semanas leí una noticia.  El chef Dabiz Muñoz iba para allá también, imagino que en business, con sus tatuajes, rapados y pendientes antisistema.  Como otros tantos, va periódicamente a vampirear ideas.  Como tiene que ser, por otra parte.  La historia es un flujo de ideas o no es nada.

 

Desde allí retransmitió que había probado por primera vez el semen.  Eso decía el titular, que (lo sabemos ya de sobra) es una reducción antibalsámica de la verdad.  El semen que había probado era de pulpo.  Si el titular contribuía a cuestionar la heerosexualidad del cocinero, el desarrollo de la noticia remarcaba el carácter "extraño" de la cocina japonesa y, por extensión, de lo japonés.  Luego hubo una contranoticia.  Entrevistaron a cocineros japoneses que trabajan en España y afirmaron que ni el semen de pulpo ni las hormigas vivas son algo que se coma normalmente en Tokio, Asahikawa o Hiroshima.  Hay que ir a buscarlos a ciertos sitios recónditos y/o exquisitos.  Además lo de las hormigas vivas es un invento de un chef danés que tiene el gorro puesto en Chiba o por ahí.

 

Desmontado el artificio, queda desnuda la verdad, la que hemos vivido en este último viaje a Hokaido y que no es otra que: patatas fritas, sandías, melones, ramen, edamame, sashimi, algo de sushi (poco), huevas de salmón, pescado a la brasa, helados... hasta paella había en el bufé del hotel.  Ni geishas, ni toreros, ni ninjas, ni semen de cachalote... Gente normal viviendo vidas normales debajo de un misil intercontinental.  Pero esa es otra historia que contaré otro día, como digo, si tengo tiempo y ganas.

 

Aquí les dejo fotos de algunas comidas y bebidas consumidas en este viaje:

 

Shishiamo, un pescado exquisito que se sirve a la brasa, pero aquí está en versión seca de paquete de supermercado, igualmente sabrosa.
Shishiamo, un pescado exquisito que se sirve a la brasa, pero aquí está en versión seca de paquete de supermercado, igualmente sabrosa.
"Té" de maíz sin cafeína.  El maíz abunda en Hokaido, sobre todo como pasto para su famosas vacas.
"Té" de maíz sin cafeína. El maíz abunda en Hokaido, sobre todo como pasto para su famosas vacas.
Bebida gaseosa con aloe y un 5% de alcohol.
Bebida gaseosa con aloe y un 5% de alcohol.
Sandía, melón y palomitas con miel.  Las frutas de Hokaido están consideradas entre las mejores de Japón y son tan buenas, o más, como las de por aquí.
Sandía, melón y palomitas con miel. Las frutas de Hokaido están consideradas entre las mejores de Japón y son tan buenas, o más, como las de por aquí.
Karage de nankotsu.  Esto sí que puede considerarse, hasta cierto punto, una rareza habitual.  El karage es frito y el nankotsu son tendones o ternillas, que aquí también se consumen, junto a un amplio espectro de casquería, que en Japón no se come.
Karage de nankotsu. Esto sí que puede considerarse, hasta cierto punto, una rareza habitual. El karage es frito y el nankotsu son tendones o ternillas, que aquí también se consumen, junto a un amplio espectro de casquería, que en Japón no se come.
Sashimi variado: pulpo, gambas, dorada, salmón, kagi (molusco) e hígado de algún pescado.  Sólo falta el atún y el bonito para ser un clásico.
Sashimi variado: pulpo, gambas, dorada, salmón, kagi (molusco) e hígado de algún pescado. Sólo falta el atún y el bonito para ser un clásico.
El ramen es una comida de origen chino que es muy popular en Japón.  Este lleva algas, brotes de bambú y no sé qué más que ya me había comido.
El ramen es una comida de origen chino que es muy popular en Japón. Este lleva algas, brotes de bambú y no sé qué más que ya me había comido.